Hablar con su niño o niña sobre cosas como toques y partes privadas del cuerpo no es fácil. Es común sentirse incómodo y turbado y usted puede no saber por dónde empezar. Pero la buena noticia es que puede intercalar estas conversaciones entre las interacciones diarias con sus niños, como a la hora de ir a la cama, a la hora de la lectura y durante las comidas.

Use momentos cotidianos

Intente estar abierto a preguntas y comentarios y responda de manera que dé pie para que la conversación continúe. Asegúrese de que sus respuestas sean apropiadas para la edad del niño o niña.

Durante el baño o al irse a la cama

Cuando los niños son pequeños y todavía necesitan ayuda para vestirse y bañarse, no es raro que pregunten los nombres de las partes privadas del cuerpo. Los expertos recomiendan enseñar los nombres correctos de las partes privadas del cuerpo, , junto con los nombres de las otras partes del cuerpo del niño o niña. Esto hace la conversación menos complicada y permite que el niño o niña use palabras reales para describir las partes privadas de su cuerpo y para hablar sobre abuso si este ocurriera.

La hora de la lectura

Aquí encontrará una lista de libros Aprendizaje temprano, K–3, 4–5) que pueden ayudarle a enseñar seguridad relacionada con las partes privadas del cuerpo y algunas sugerencias sobre cómo leer estos libros juntos:

  • Lea el libro en voz alta y escuche con atención lo que dice su niño o niña
  • Use las preguntas y comentarios de su niño o niña como puntos de partida para hablar más sobre seguridad y partes privadas del cuerpo y para introducir reglas de seguridad
  • Plantee preguntas abiertas: “¿Qué crees que debe hacer el niño?”, “¿Qué tipo de toque ocurrió en la historia?”

Al salir de casa, sobre todo si el niño o niña no va con usted

Recuérdele las reglas de seguridad con frecuencia, incluidas las reglas sobre las partes privadas del cuerpo, antes de cualquier salida o paseo. Haga preguntas (“¿Recuerdas cómo cruzamos la calle de manera segura?” o “¿Cuáles son nuestras reglas de seguridad sobre las partes privadas del cuerpo?”) y practiquen juntos (“¿Qué le dirías a alguien que trata de romper la regla sobre toques?”).

Cuando un niño o niña expresa curiosidad sobre su cuerpo o su sexualidad, use esos momentos como una oportunidad para dar seguimiento al tema con información apropiada a su edad. Aquí encontrará algunos libros que puede leer sobre el tema Aprendizaje temprano, K–3, 4–5), así cuando su niño o niña le haga preguntas, usted estará preparado.

Repitan y repasen

Del mismo modo que cuando habla de cruzar la calle de manera segura, hable sobre seguridad relacionada con las partes privadas del cuerpo; no se trata de una simple conversación puntual. Los niños necesitan que se les recuerden con frecuencia todas las reglas de seguridad familiares y también necesitan practicarlas. Asegúrese de que sus niños aprenden las reglas y habilidades para mantenerse seguros repitiéndoselas y repasándolas con ellos durante actividades familiares normales.

Pero, lo más importante...

Es totalmente normal sentirse incómodo y nervioso con la idea de hablar con los niños sobre seguridad relacionada con las partes privadas del cuerpo. Pero puede buscar una forma de hacerlo que funcione para ustedes y luego comenzar la conversación.

CONTÁCTENOS

  •  info@cfchildren.org
  •  800-634-4449
  •  206-343-1223
  •  2815 Second Ave., Suite 400 Seattle, WA 98121

Planar Client Options

Layout Style

  • Boxed
  • Wide

Header & Footer

Theme Preview